El Caza Rayos


“El Caza Rayos”, jejeje, así me llama cariñosamente Reme (mi mujer) pensando en los míticos cazafantasmas de la película, cada vez que hay una tormenta cerca y desaparezco frotándome las manos con la mochila de la cámara colgada a la espalda.
Y es que, no lo puedo evitar. Es algo innato que sufro. Cuando veo un mínimo resplandor en el cielo o siento el más leve susurro de un estruendo lejano, tengo que salir a la calle y mirar hacia arriba. Necesito encontrar con la vista de dónde proceden esos fenómenos naturales que tanto me apasionan. Soy un enamorado del cielo.
Para mí, las tormentas son algo más que un simple proceso natural de descargas eléctricas por la fricción de dos masas de aire caliente y frío entre nubes.
Para mí, es una manera que tiene la Naturaleza de descargar toda esa rabia que acumula por la destrucción del ecosistema producida por los humanos.
Es la forma de decir: -“Me estáis haciendo daño y estoy cabreada, por eso descargo mi furia sobre vosotros”.
Poco  a poco, Gaia se está vengando de nosotros por el daño que le ocasionamos.
Ver la tormenta con mis propios ojos, al aire libre, me produce un sentimiento de poder insuperable, como desafiante a esa gigantesca fuerza, sabiendo que soy una partícula de polvo a su lado, pero con el valor suficiente de plantarme en medio con mi cámara a retratarla.
Llamadme loco, paranoico o atontado, pero es lo que siento.
Dicho todo esto, quiero aprovechar el revuelo que se ha ocasionado en Novelda (mi pueblo), por la tormenta de este pasado fin de semana. Fue algo apoteósico, horas de descargas eléctricas celestes incluso alcanzando tierra en algunos puntos del pueblo, destrozando instalaciones eléctricas municipales y personales, dejando sin luz a una gran parte del municipio.
Y ¿dónde estaba yo durante la tormenta? Pues estaba de salida fotográfica con mi grupo de amigos, “Los Estrellaos Nocturnos”, un grupo de buenísima gente y sobre todo amigos, que disfrutamos de la fotografía nocturna en todo su esplendor.
Paco, Magda, Manu, Raquel y Carlos. Con ellos comparto mi afición nocturna sin rencores ni envidias, disfrutando de la fotografía.
No como otras personas que se mueven por este mundo, que algún día les dedicaré una entrada como Dios manda para descubrir sus auténticas maneras de ser.
Pero dejando esta polémica aparcada, vuelvo a lo que iba.
Ya en la puerta de mi casa, esperando con mis amigos y mi mujer a que terminaran de caer las cuatro gotas que llovían para poder partir hacia una noche de noctambuleo, vimos los primeros relámpagos, a lo que respondí con una gran sonrisa y un frote de manos a lo Montgomery Burns, jejeje.
Sabía que la noche podía pintar bien. Y así fue.
Estando ya haciendo fotos en unas casas en ruinas en el extrarradio del pueblo, el cielo empezó a descargar con furia toda su fuerza. ¿Y qué hicimos nosotros? Pues recoger todos los equipos, pero no para volvernos a casa, sino para subir corriendo al Santuario de La Mola y poder retratar el fenómeno desde las alturas. (Algo muy imprudente por nuestra parte, pero inevitable por nuestra forma de ser).
Las fotos obtenidas, las he mostrado en redes sociales como Facebook y Twitter, y han gustado bastante, por eso me he decidido a crearles una entrada y enseñároslas de una manera más formal.
Quiero dar las gracias al usuario de Twitter @NoveldaFactsss por echarme una mano a la hora de difundir las imágenes por la red social.
Las fotografías que os muestro a continuación, son de dos días diferentes.
Las dos primeras, están tomadas en la Rambla de Novelda, dirección a Monóvar, en unas casas en ruinas que hay por allí, tomadas en la tormenta que tuvo lugar en el mes de Agosto de este año.
La tercera, es de este sábado pasado de la espectacular tormenta que hubo sobre el pueblo.
Es una panorámica de Novelda con la tormenta encima.
Espero que os gusten las imágenes.
Me despido de vosotros hasta la próxima entrada, o hasta la próxima tormenta! 😉
Ciao, ser buenos!
tormenta

            La casa del terror

_DSC0323

  Árbol eléctrico

2-tormenta3
                                                                                                     La furia de Gaia
Anuncios

Publicado el 20/11/2012 en Fotografia nocturna. Añade a favoritos el enlace permanente. 10 comentarios.

  1. Es flipante el blog, esa manera de expresarse hace a las pequeñas personas únicas e inimitables. Esas fotos son especiales capturados en el mejor momento, y en ese instante estabas tú allí para capturarlo. Sigue así y llegaras lejos estoy segura!!! Estoy fascinada y encantada! Felicidades. Soy vero!!! Muak!!!!

  2. Muchas gracias Vero! Estoy empezando con esto y espero poder llegar más lejos. Simplemente me expreso de la mejor manera que sé, dejándome llevar. Me alegra mucho que te guste el blog, ya sabes, ahora a seguirme!Muchísimas gracias por tus palabras de ánimo!!!

  3. Hola David,buenísimas fotos,enhorabuena por este comienzo y que sea el principio de un largo camino, ya te tengo en mi blog para no perderme ni una entrada de tu blog.Saludos.

  4. Hola Paco, muchisimas gracias! Me alegra que te gusten las fotos. Soy nuevo por aquí pero voy a ver como es lo de seguir los blogs y haré lo propio con el tuyo.Un saludo!

  5. Que grande eres!!! Da gusto leerte! Gracias por nombrarnos, ya formamos parte de esta maravilla que es tu blog!Y al final…. se nos quedó buena noche!! Un besazo!!

  6. ¿Cómo no iba a nombraros? Si sois parte fundamental de mi proyecto. Con vosotros comparto mis noctambuleos, y tenéis que soportarme!!!! Tendréis más entradas, esta es solo el comienzo!!!!Me alegra que te guste leerme.Muchísimas gracias!!!!

  7. David las fotos son fantásticas, una pasada, y que empieces a explicarlo en un blog, un placer para todos nosotros!! Gracias!! 🙂

  8. Muchas gracias a tí Elena por tomarte tu tiempo a visitarlo y comentar.El placer es mio.Un saludo!!!

  9. Buenísima publicación Pacheco, y por supuesto, gracias por tus palabras de agradecimientos a los "Estrellaos nocturnos" entre los que gracias a dios me encuentro yo. Conforme estaba leyendo esta entrada en tu blog, recordaba comentarios tuyos durante esa noche. Me acuerdo que en esos momentos en que más apretaba la tormenta y más rayos caían tú decías "vamos ahora". Todos hacíamos una pequeña sonrisa en plan "estará de cachondeo, está cayendo la del pulpo". Conociéndote bien, se que lo decías completamente en serio. Desde luego ese gen que tienes para estos artes ya lo quisieran más de uno.Manu.

  10. Por supuesto que lo decía en serio! ;-)Y ¿cómo no iba a gradecer a "Los Estrellaos"?Dice el refrán que es de biennacidos ser agradecidos. Pues eso, que os agradezco que me acompañéis en los noctambuleos, o que yo os acompañe a vosotros, jejeje.El gen ese que dices, lo tenemos todos. Solo hay que desarrollarlo con práctica y constancia. Poco a poco Manu y ya verás.Muchísimas gracias por tus palabras. Me animan bastante. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: